jueves, 18 de agosto de 2016

CARLA LA NIÑA DESAPARECIDA: OSAMENTA ESTABA CERCA DE VIVIENDA DE LA MADRE.

DALTON HERRERA
dalton.herrera@listindiario.com

SANTO DOMINGO, RD.- La osamenta hallada en la comunidad Los García, del municipio Pedro Brand, se encontraba a una distancia aproximada de 500 metros de la vivienda de Diolandita Cabrera y Manuel Reyes, madre y padrastro de la niña de 10 años de edad, Carla Massiel Cabrera Reyes.

No obstante, el vocero de la Policía Nacional, Nelson Rosario, conjuntamente con la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, dijeron que todavía no han confirmado si los restos encontrados en el kilómetro 23 de la autopista Duarte son de la niña que desapareció de su hogar el pasado jueves 25 de junio de 2015.

Rosario informó que los restos están en el Instituto de Patología Forense para determinar si pertenecen a la menor.

Sin embargo, el comunicador y diputado José Laluz reveló anoche en un programa de televisión que el cuerpo de Carla fue hallado en un furgón y envuelto con la ropa que llevaba puesta el día que desapareció.

También dijo que existe la posibilidad de que otros cuerpos estén dentro de los furgones ubicados en el lugar del hallazgo.

Laluz agregó que una casa ubicada allí es propiedad de un médico vinculado a la clínica mencionada en el caso y quien falleció dos meses después de la desaparición de Carla.

Durante una investigación que realiza este medio desde hace varios meses, la hermana de la niña desaparecida, Perla Massiel Cabrera, había contado a LISTÍN DIARIO los últimos momentos con su gemela.

“Nosotras nos encontrábamos jugando con un carrito en casa de nuestro tío, luego de eso, yo estaba en la parte de atrás de la casa y mi hermana estaba al frente, solo escuché que me gritó ‘vámonos’, haciendo referencia a que fuéramos para nuestra casa, yo la escuché pero cuando yo llegué a la sala, ya ella no estaba”, describió Perla Massiel, quien dijo que eso sucedió alrededor de las 2:00 de la tarde de ese día.

Diolandita Cabrera corroboró esa versión en aquel momento, agregando que Carla llegó a su casa alrededor de esa hora y que minutos después le siguió su otra hija.

“Ellas estaban en la casa, lo que pasa es que yo mandé a Perla a que se bañara porque ellas irían a un culto evangélico, y en ese mismo momento Carla se encontraba tumbando mangos afuera de la casa, ella se fue adelante ese día y ahí fue que desapareció, a eso de las 6:00 de la tarde”, explicó la madre, quien acusa del rapto al evangelizador Luis Hernández, quien supuestamente convocó la jornada cristiana aquel fatídico día.

En su defensa, Hernández responde que no es culpable de nada y que ese tipo de actividades se realizan cada año.

“Yo todo se lo dejo a Dios, lamento las circunstancias que están tomando las investigaciones, pero solo Dios puede esclarecer este caso y él es mi defensa”, expresó el cristiano.

INVESTIGACIONES

Diolandita Cabrera y Manuel Reyes fueron ayer interrogados por la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) en el destacamento de Las Caobas.

Dos horas después, fueron conducidos al Palacio de la Policía, a la dirección de Homicidios para ser entrevistados con relación a la osamenta que fue hallada.

Según vecinos del lugar, agentes policiales cercaron la zona próxima al hallazgo desde el pasado lunes, donde no dejaban entrar a ninguna persona.

PRESOS POR EL CRIMEN

El 29 de diciembre del pasado año le fue dictada medida de coerción de tres meses de prisión preventiva a dos hombres supuestamente involucrados en el hecho.

Juan Cabral Martínez, alias Chuti, y Dawin Trinidad Infante, quienes fueron identificados por una menor y un adulto, de ser quienes raptaron a la pequeña Carla. Según el expediente del ministerio público referente a ese caso, una menor de 8 años de edad manifestó ante la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género Intrafamiliar y Delitos Sexuales de la provincia Santo Domingo que vio a Carla Massiel con una mano agarrada, sangre en la nariz y la frente, corriéndole a un hombre que ella identificaba como grande y flaco con dos estrellas en los brazos. Posteriormente, la menor identificó a Juan Cabral Martínez como la persona que perseguía a Cabrera. El otro testigo reveló que el mismo día de la desaparición de la niña pudo ver a dos personas que montaron a la niña en una motocicleta.

Tras presentársele fotografías de los imputados pudo identificar a Dawin José Trinidad Infante, como la persona que tenía la pistola en la mano, agarró a la menor y la subió a la moto.

José Trinidad, padre de Dawin José Trinidad, había desmentido que su hijo tuviera algo que ver con el caso de Carla Massiel y tronó contra la madre de ésta, acusándola de ser la que vendiera a su hija.

“Diolandita y su esposo tenían mucho dinero porque ellos compraron un terreno en el barrio después de esa desaparición, ¿De dónde sacaron eso? Nadie los investiga, solo dan crédito a lo que ella dice. Un día acusa a alguien y otro día a otra persona”, enfatizó el padre de uno de los acusados.

VERSIÓN DEL PADRE BIOLÓGICO SOBRE CASO

José Pérez, padre biológico de Carla Massiel Cabrera, acusó directamente a su exconcubina como la responsable de la desaparición de la menor. Durante una conversación vía telefónica para este diario, Pérez dijo que ella y su esposo “vendieron a mi hija... ¿cómo es posible que en un abrir y cerrar de ojos desapareciera ante las narices de todos y nadie viera nada? La verdad es que yo no me como ese cuento, las autoridades deben investigarla con mayor profundidad”.

Pérez quitó a la madre la custodia de la otra gemela por desconfiar de ella; no obstante, su exconcubina la recuperó varios meses después.

El padre biológico de la niña también es acusado por Diolandita Cabrera, de ser “compinche” de Dawin José Trinidad y Juan Cabral Martínez, quienes están recluidos en la cárcel La Victoria.

“Mi ex esposo conocía bien a esos delincuentes porque él les hizo casas a sus familiares. Para mí todos ellos están compuestos en esto”, sostuvo Cabrera.

El padre biológico de Carla no se encuentra en la capital ya que, según él, está tratándose una hernia en un centro de Samaná.

INDAGATORIAS

Hace tres meses, el encargado del Departamento de Desaparecidos de la Policía Nacional, coronel Herasme Peña, aseguró que no sabía nada del caso porque desde que ascendió al puesto, la madre nunca se había presentado a ese organismo.

“Las personas siempre llaman a los familiares para darles datos sobre la desaparición de su pariente debido a que en los carteles siempre ponen los números de los parientes, por ende, ellos deben informar toda la pista a la policía; pero en este caso no ha sido así”, señaló Peña.

Agregó en aquel momento que se actualizaría respecto al caso y llamaría a la madre para ver si había un dato nuevo. “Nosotros supimos que le dieron coerción a dos individuos porque varios testigos dijeron que la vieron agarrada con uno de los imputados”, aseveró el coronel. Vecinos de la comunidad siempre se han mostrado escépticos con la desaparición de Carla Massiel. 

FUENTE LISTIN DIARIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada